Historia


imprimir
Aumentar
Disminuir

 

La llegada de los primeros Paulinos a Caracas


Hace sesenta años, precisamente el día 11 de diciembre de 1951, llegaron a Caracas, los dos primeros Paulinos, el padre Francisco Sirito y el hermano José Scarnato provenientes ambos de la comunidad paulina de Bogotá.
El l8 de febrero de 1952, llegó el tercer Paulino en Venezuela, el P. José Cricini, proveniente de la comunidad paulina de Bilbao, España. Todos fueron amablemente acogidos por el entonces arzobispo de Caracas, Mons. Lucas Guillermo Castillo.

De acuerdo con una conversación que tuvimos con el hermano José Scarnato, ellos al llegar a Caracas en pleno clima navideño, se quedaron gratamente impresionados de los multicolores adornos de la ciudad capitalina y de los alegres y joviales rostros de los caraqueños.

La primera Librería San Pablo

A los pocos meses de haber llegado a esta “tierra de gracia”, los seguidores del Beato Alberione, el 15 de mayo de 1952, abrieron en tiempo récord la primera librería San Pablo en Plaza Candelaria de Caracas, la cual se ha quedado en la misma zona hasta nuestros días. Luego, a lo largo de estos sesenta años siguieron las aperturas de otros centros de difusión hasta formar actualmente una red de nueve librerías San Pablo ubicadas en las principales ciudades del país. Dichos centros de difusión están surtidos con “material” elaborado, en su mayor parte, en los varios sectores de las Ediciones San Pablo de
Venezuela.


Ediciones San Pablo de Venezuela

La editorial San Pablo de Venezuela, tiene como finalidad fundamental publicar y fomentar los valores relacionados con la Palabra de Dios. De acuerdo a las orientaciones de la Conferencia Episcopal Venezolana en la década de los setenta, nuestra editorial se dedicó de manera prioritaria, a las publicaciones litúrgicas con el objeto de dar a conocer
a nuestra gente las grandes reformas del Concilio Vaticano II.

Posteriormente, lanzamos la acertada colección de bolsillo “Vitaminas para el Corazón” con altos tirajes que alcanzaban hasta los cien mil ejemplares de algunos títulos bestseller.
Siguieron en la década de los noventa, varias colecciones que cubrían todas las áreas de catequesis, completándola con subsidios escolares, entre ellos, mencionamos, la conocida Biblia ilustrada para niños.

Últimamente las Ediciones San Pablo de Venezuela han mejorado en su presentación y contenido, dirigiéndose hacia un público más amplio con colecciones de gran contenido como, por ejemplo, la recién publicada “Los Clásicos Espirituales”.

“El Domingo” 45 años de publicación ininterrumpida

En cuanto a las publicaciones periódicas, mencionamos, ante todo, la hoja “El Domingo” que viene siendo como la “madre” de todas nuestras publicaciones periódicas y este año cumple 45 años de publicación ininterrumpida. Posteriormente en el inicio de la década de los setenta,Ediciones San Pablo lanzó una atrevida revista para jóvenes titulada
“Protesta” que tuvo un gran impacto positivo, no sólo entre la juventud venezolana sino en todo el continente latinoamericano.


A los diez años de publicación “Protesta” se transformó en la revista “Familia Cristiana”. Luego en 1992, con ocasión de celebrar el quinto centenario del inicio de nuestra evangelización, iniciamos otra acertada publicación sobre la liturgia diaria titulado “Pan diario de la Palabra” que tuvo y sigue teniendo muy buena acogida.

En diciembre de l999, a la vísperas el Gran Jubileo del año 2000, la niñez venezolana recibió un hermoso regalo del Niño Jesús: la versión de “El Domingo” para niños titulada:

“Mi hojita de El Domingo”.
Recientemente editamos “Oremos con la Iglesia”, un servicio para facilitar el rezo de la liturgia de las horas a un sector más comprometido del pueblo de Dios. Por supuesto que actualmente todas las mencionadas publicaciones periódicas están disponibles para nuestros apreciados usuarios en ambas modalidades: en prensa y acá nuestra página
web, en cambio la revista “Familia Cristiana” está disponible únicamente en lenguaje digital: (www.familiacristiana.org.ve).

Realmente ejercer el apostolado con los medios de comunicación social utilizando los últimos inventos de la tecnología es, indudablemente, muy atractivo para la juventud de la cultura de la comunicación, pero, a la vez, es muy exigente y desafiante la preparación para ser un comunicador consagrado para anunciar la buena noticia de la salvación. A
este respecto, si algunos jóvenes con inquietudes vocacionales están interesados en conocer a los Paulinos de Venezuela pueden pedir información a: vocaciones@sanpablo.org.ve


Actualmente la Región Paulina Venezolana está integrada por dieciocho religiosos profesos y dos novicios. Todos estamos repartidos en tres comunidades: El Hatillo - Estado Miranda, Caracas y Mérida, Estado Mérida.
Además en Venezuela operan dos Institutos Paulinos de vida Secular Consagrada: la “Santa Familia” la cual reagrupa más de treinta personas consagradas y la “Virgen de la Anunciación” a la cual pertenecen diez señoritas ubicadas en varias regiones del país.
Todos ellos, sin dejar su familia y profesión viven la espiritualidad paulina y se comprometen a colaborar con su parroquia sobre todo con la pastoral de los medios de comunicación social.